Consejos especiales para pieles sensibles

Para aliviar la piel sensible, es necesario aliviar las irritaciones en todos los aspectos:


- Evita el contacto exagerado con el agua. Como en una piel irritada el proceso natural del suministro de lipidos está en desequilibrio, el contacto demasiado frecuente con el agua eliminan sustancias que retienen la humedad. La piel se puede resecar de forma extrema, hasta desarrollar eccemas de sequedad.

- Evita los jabones, resecan mucho la piel y producen irritaciones. Prueba los geles o limpiadores sin jabón.

- Utiliza productos para tu piel naturales, que no contengan parabenos ni siliconas, o especializados para pieles sensibles.

- Ayuda el cuerpo con una alimentación sana, con ingredientes naturales y ecológicos que no contienen sustancias tóxicas.

- Hidrátate desde dentro. Toma mucha agua o té verde, todos los días de dos a tres litros.

- Cuida la calidad de la ropa, porque puede tener muchas sustancias químicas o tóxicas. Compra ropa de algodón biológico, tejidos de lino o de seda que dan una sensación agradable en la piel.

- El estrés laboral influye mucho en la calidad y el estado de salud de la piel. No te lleves el trabajo a casa y dale la importancia necesaria a las cosas que lo necesitan. 

Las mujeres tenemos un estrés en la vida cotidiana que supera con creces al de los hombres, debido a diferentes factores tanto intrínsecos como extrínsecos. La gran parte del estrés radica en la personalidad y sólo tu puedes controlarlo.

- Haz deportes que favorecen la relajación como el yoga.

- Gestos de relajación como un masaje facial pueden ayudar a cambiar los nervios y relejarse, lo que también puede mejorar el equilibrio de una piel irritada, ya que ayudas a activar la microcirculación de la zona, haciendo tonificar los músculos faciales y aumentar el recambio celular.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bellezones me hace muchísima ilusión que comentéis mi post, vuestra opinión es muy importante para mi

Translate